/ Verduras

Compartir:

 

Hemos hablado de las propiedades nutritivas de las verduras congeladas, frente a las "frescas". Y hemos visto como las verduras congeladas mantienen intactatas muchas más propiedadades que algunas verduras frescas.

Bien es cierto que las verduras congeladas han de ser tratadas de forma diferente a las frescas; por ejemplo no hay que descongelarlas antes de cocinarlas. También es cierto que por norma general la fresca debe de ser más sabrosa.

Tengamos presente, que las verduras congeladas ya están lavadas, cortadas y listas para cocinar: estamos ahorrando tiempo. Y además sólo compramos la parte comestible: no desperdiciamos nada.

Imaginad un kilogramo de zanahorias o de guisantes. eliminad hojas, piel, vainas... finalmente estaremos utilizando bastante menos de ese kilogramo inicial.

Además, el precio de la verdura congelada es más estable que el de la fresca al no estar sujeta a estacionalidad.

Finalmente, parece que no sale tan cara la verdura congelada como podíamos pensar.